El carácter de Carlito Caribbean Cool: ¡También se puede ser genial siendo el malo!

lunes, 11 de febrero de 2019, 15:26

Por Cazuela de la Obra

Darth Vader. La Celestina. Macbeth. Drácula. Long John Silver, Vito Corleone, El Guasón. ¿Qué pueden tener en común un Lord Sith, una alcahueta de literatura medieval, un noble de una tragedia shakesperiana, un conde vampiro, un pirata, el padrino de la mafia y un payaso psicópata? Son personajes que pertenecen a géneros y épocas distintas, pero tienen un denominador común: se ganaron el corazón del público… en su papel de villanos. Ya sea como el padre convertido al lado oscuro de Luke Skywalker, como una mujer que se aprovechaba de Calixto y Melibea, como el usurpador del trono de Escocia y asesino de la esposa de MacDuff, como un ser diabólico al que Abraham Van Helsing debía exterminar, como el carismático pirata dispuesto a aprovecharse de Jim Hawkins para quedarse con el tesoro de Flint, como el líder del crimen organizado o como el archienemigo de Batman y terror de Ciudad Gótica, estos personajes tienen la simpatía, complejidad o carisma suficiente como para que la gente los quiera, y les perdone (¡o hasta aplauda!) sus fechorías. Contra todo lo que dicta la lógica, incluso llegan a ser más populares que el mismo héroe. En el mundo de la Lucha Libre, este fenómeno también ocurre: si bien el público suele estar de parte del héroe, en ocasiones resulta más genial estar del lado del villano. ¿Dudas con respecto a este punto? Pues el luchador presentado no encuentra cool sus dudas… ¡Y le escupe en la cara a quien no quiere ser cool!

Hijo del famoso promotor y luchador puertorriqueño Carlos Colón. En 1999, a los veinte años, comenzó trabajando en la promoción más famosa de Puerto Rico, la World Wrestling Council (WWC). Al poco tiempo de iniciar su labor como luchador en la WWC, se ganó rápidamente el cariño de la audiencia, no solo por su talento técnico, sino por la ambigüedad moral de su personaje, y lo transgresor de varias de sus artimañas sobre el ring. Solía traer una pala al ring, con la cual atacaba a sus oponentes si la lucha no iba como esperaba, y peleaba por igual contra héroes y villanos, sin preocuparse demasiado de si lo querían o no. Ganó varias veces el Campeonato Universal Peso Pesado de WWC, además de tener varias rivalidades con luchadores puertorriqueños y estadounidenses. Este era el perfil inicial de Carlos “Carly” Colón, Jr., uno de los talentos jóvenes más prometedores de la Lucha Libre en Puerto Rico. Un luchador al que la controversia no solo marcaba dentro del ring… también lo esperaba fuera de este. Porque no fue precisamente la alegría el sentimiento que generó en el público puertorriqueño la noticia de que Carly se iba a luchar a WWE. A pesar de las numerosas críticas, Carly Colón firmó un contrato de desarrollo con la megaempresa el año 2003. Un año más tarde, logró su debut en el plantel principal… con un completo cambio de imagen.

Peinado al estilo afro. La actitud arrogante y despectiva. Una guayabera y calzas coloridas. Una manzana, la cual escupía en la cara de los oponentes a los que no respetaba (los cuales solían ser el 100% de sus rivales en el ring), o que no encontraba cool. Un respeto irrestricto por las reglas… siempre y cuando lo beneficiaran a él y tuviera la ventaja de su parte. Este era el nuevo perfil de Carlito Caribbean Cool (o simplemente “Carlito”). Su primer gran impacto fue al destronar, en su lucha debut en el plantel principal, a John Cena del Campeonato de los Estados Unidos; esto, claro está, con una treta ilegal. Posteriormente defendió su título, pero empleando cada truco sucio contenido en el libro (al punto de que en una ocasión atacó a John Cena en un club nocturno y lo dejó varios meses fuera de acción). En los años siguientes, se vería envuelto en toda clase de rivalidades con figuras como Randy Orton, Kane, Big Show, Shelton Benjamin, Ric Flair, Triple H y Jeff Hardy; el denominador común de estos encuentros sería siempre forzar el límite entre lo moralmente correcto e incorrecto. ¿Lo sorprendente de esto? El público solía ponerse de su parte, e incluso a veces abucheaba al héroe en favor de Carlito. El caribeño se apoderó además de los Campeonatos Intercontinental y En Parejas; uno de los hitos más importantes fue cuando, junto a su hermano Primo Colón, unificaron las dos versiones de los Campeonatos en Pareja en Wrestlemania XXV.

Carlito viene el próximo 13 de abril a Legión Lucha Libre. ¿Nos invitará a alguna fiesta caribeña, o nos escupirá por no ser cool? De eso no estamos aún seguros, pero si podemos afirmar una cosa: ¡Como héroe o villano, la gente lo seguirá queriendo igual!

 

BATALLA DE LEGIONARIOS se realizará el sábado 13 de Abril a las 18:00 en el Centro Cultural Estación Mapocho

Compra online por TICKET PRO
Tiendas HITES y Sultana Estación: Lugares de venta

 

Bibliografía fotográfica:
Foto 1 tomada de http://www.accelerator3359.com/Wrestling/bios/colonjr.html
Foto 2 tomada de http://www.wikiwand.com/en/Carly_Col%C3%B3n
Foto 3 tomada de https://www.prwrestling.com/nw/resultados-encuesta-debe-carlito-ir-a-nxt/