Resumen de Batalla de Legionarios 2018

sábado, 25 de agosto de 2018, 22:42

Por Vicente Díaz

El pasado sábado 18 de agosto de llevó a cabo nuestro evento “Batalla de Legionarios”, en nuestra casa, el Teatro Novedades. El espectáculo contó con cinco luchas de primer nivel entre la que destacan dos luchas titulares y la batalla que da nombre a nuestro evento.

 

Primera lucha: Atemista v/s Diego Gárate

Primera vez en que el último catch y el luchador penquista se cruzaban en el ring de Legión Nueva Era, enfrentándose en el mano a mano que dio inicio a la jornada. Una lucha intensa, que al principio fue dominada por el maestro Atemista, demostrando su experiencia ante el joven Gárate. Pese a esto, no lo tuvo fácil, ya que Diego logró imponer su poderío físico y técnico durante largos pasajes de la lucha, sometiendo a Atemista mediante brutales golpes y llaves de sumisión, pasando de los aplausos iniciales a los abucheos de la afición debido a su actitud ruda hacia el enmascarado y con los espectadores.
Finalmente, Atemista impone su maestría y recorrido logrando revertir la lucha, cubriendo al luchador de Concepción tras aplicarle un Canadian Destroyer.

 

Segunda lucha: Final del Torneo por los International Tag Team Championship: The Ungroundable (Oliver Bruce & Nicolás Cornell) v/s No + Violencia (Victor Motta & Matías Campbell) – Tornado Match

Era primera vez que Oliver y Cornell se encontraban en una lucha tan importante, y los nervios eran evidentes, pese a especializarse en lucha de tipo aérea y técnica, el poderío físico de Motta y Campbell les permitió bajar a ambas jóvenes promesas a luchar a ras de suelo. La lucha fue intensa y rápida, controlada casi en su totalidad por Víctor y Matías, neutralizando a sus rivales mediante golpes y castigos a contralona.
Oliver y Nicolás apelaron al trabajo en equipo mediante ataques conjuntos que permitieron revertir la lucha durante varios momentos, consiguiendo la ovación el público. El clímax vino tras dos doble superkick de The Ungroundable a Motta, seguidos de un rodillazo a la cabeza por parte de Oliver y un 450° splash de Cornell, quien consiguió la cuenta de 3 para su equipo, consagrándose campeones y quedando atónitos ante la situación.
Pese a esto, vino un momento de tensión en el que Motta y Campbell reclamaron airadamente al árbitro que el primero logró zafarse de la cuenta a tiempo, por lo que se procedió a utilizar la tecnología VAR (Video Assistant Referee), en el que el árbitro Vicente Díaz revisó la grabación de una de las cámaras oficiales de Legión, quien posteriormente dio su veredicto, reafirmando la validez de la cuenta de 3 y con ello, la victoria de The Ungroundable. Estos celebraron eufóricamente, aplicando unas superkick a sus rivales y alzaron los brazos con sus nuevos títulos.

 

Tercera lucha: Jerome v/s Bastián Jarek v/s Montoya v/s Alex Prince (c/ Fred Johnson)

Lucha fatal de 4 esquinas que prometía mucho. Al inicio contó con un segmento de Bastián Jarek, quien como usualmente ocurre, fue repudiado por el público de Legión. Apenas inició el combate, hizo su aparición Don Segundo Santamaría, quien dio un ultimátum a Montoya. Le advirtió al “señor Revolución” que, ante su actitud rebelde y su negativa racha de derrotas, le daría una última oportunidad en el ring de Legión, pero si perdía el combate en que se encontraba, este sería despedido de manera inmediata y permanente.
Apenas comenzó el combate, todos buscaron el atacar a Montoya con tal de sacar a este no sólo de la lucha, sino que de Legión. Los cuatro luchadores buscaron sacar a relucir sus mejores técnicas para impresionar al público. Jerome destacó por su ímpetu y violencia, además de sus característicos mordiscos- Jarek buscó siempre las cuentas de manera oportunista con tal de robarle la victoria a algún rival. Alex Prince, quien pese a estar acompañado de su guardaespaldas Fred Johnson, fue capaz de arreglárselas él solo frente a Montoya. Ambos deslumbraron con varias secuencias bastante técnicas y prolijas, demostrando química desde el primer momento y dejando con ganas al público de un nuevo cruce entre ellos.
La lucha terminó tras una secuencia de finishers rápida. Jerome aplicó un piledriver a Montoya, Jarek una variante de DDT a este y Alex Prince, y cuando cubrió a este último, Montoya vuelve a la acción con un ataque aéreo y llevándose la cuenta de tres sobre el joven Prince, ganando el derecho a permanecer en Legión.

 

Cuarta lucha: Guanchulo (C) v/s John Sinner – Lucha por el Campeonato Máximo de Legión

Sinner perdió el mismo título ante Guanchulo en marzo del mismo año y vino a cobrar su revancha. En un principio, la lucha se caracterizó por un duelo técnico que buscaba planchar rápidamente al rival o conseguir la sumisión de este.
Durante el combate, que fue hasta ese momento el más largo de la jornada, ambos contendientes buscaron agotar y castigar lo más posible al rival, intercambiando diversos tipos de antebrazos, machetazos, rodillazos, suplex, contralonas y llaves de rendición. Tanto Sinner como Chulo extremaron recursos con tal de quedarse con el título. El combate parecía ganado por John cuando este logró conectar su característico doble pisotón desde la tercera cuerda, pero Guanchulo logró seguir en la lucha.
La contienda finalizó cuando Guanchulo aplicó su fireman’s carry driver, aplicó cuenta a Sinner, este se liberó, pero inmediatamente fue atrapado en una maniobra de sumisión que lo obligó a rendirse, y con esto, el actual campeón retuvo su título.

 

Lucha estelar: Batalla Real de 33 hombres

El ganador de esta lucha se convertiría en el retador #1 para el Campeonato Máximo de Legión. Los primeros dos en ingresar fueron Jin Kyle y Don Segundo Santamaría, este último al verse disminuido ante la calidad del rival, se bajó del ring sin ser eliminado e ingresando esporádicamente la contienda. Cada 90 segundos ingresaban nuevos rivales, destacaron Fred Johnson (el primero en ser eliminado), KC Rock, Zack Over y Los Perros.
Cuando ingresó Alex Prince, este fue “eliminado” con una superkick de Zack, pero fue recibido en el aire por su guardaespaldas e ingresó nuevamente a luchar, sin embargo, una segunda superkick lo eliminó definitivamente. Posterior a ellos, hubo varias sorpresas como Guerrero Quetzal y Milo “El Escorpión”. Las eliminaciones masivas vinieron tras los ingresos de Woodan y Kriss Vector, quienes arrasaron con todos en su lucha entre ellos, llevando a un nuevo escenario la rivalidad que arrastran desde Evolución CAE.
Motta y Campbell ingresaron para barrer la casa, quedando sólo ellos y Santamaría sobre el ring, acabando con cada rival que se cruzara en el camino, ni siquiera el hábil luchador olímpico Alexis Contreras ni los poderes del Capitán Billy y Súper Rayo Rojo pudieron con el equipo No + Violencia. El puesto N° 20 fue sorteado entre los asistentes, por lo que un niño ingresó al ring para ser masacrado por el equipo. Cuando todo parecía perdido, el Teatro se vino abajo con el ingreso de uno de los favoritos para ganar, Harry “The Sick” Marduk. Este eliminó de inmediato a Motta y a Campbell, dedicándose a castigar a Santamaría con ayuda del niño de público.
El ring comenzó a llenarse nuevamente con los ingresos de Jarek, Gárate, The Ungroundable, Jorge Powell y un par de sorpresas como Jay Jay Jocker y Héctor Chávez. En los últimos lugares hizo su ingreso Montoya, reluciendo su calidad frente a los rivales de turno, eliminando a varios de estos, pero minutos más tarde ingresó su clásico rival Atemista, quien de inmediato buscó eliminarlo, cayendo ambos al mismo tiempo del ring tras un error de cálculo de Atemista y una doble patada de Marduk, sellando otro capítulo en esta rivalidad entre ambos enmascarados que lleva años forjándose.
En el N° 33 ingresó Sombra Ermitaña, quien ganó ese derecho tras ganar la Batalla Real de Evolución. Aplicó un swanton bomb a Chávez, pero ante su evidente desconocimiento de las reglas, aplicó cuenta de tres a este, y cuando creyó haber ganado, fue eliminado por Segundo Santamaría.
Los tres últimos en quedar sobre el ring fueron el super scout Jorge Powell, Harry Marduk y Santamaría. Este último fue eliminado por The Sick, acto aplaudido eufóricamente por la afición ante el repudio hacia su persona. Tras esto, Powell y Marduk se enfrentaron mano a mano con tal de quedarse con la victoria. El joven Powell dio todo de sí y consiguió un gran apoyo pese a su corta carrera, pero Marduk hizo valer su experiencia y logró hacerse con el combate.
El evento finalizó con la celebración de Harry junto a la Copa Conmemorativa y un careo contra el vigente campeón Guanchulo, calentando el combate a desarrollarse en Consagración V, el 6 de octubre en el mismo recinto.

 

Fotografías: Foto Sunshine y El Programa Que Vale