La historia de Ryback: ¡Se puede ser entretenido siendo un pesado pesado!

viernes, 15 de febrero de 2019, 07:18

Por Cazuela de la Obra

En los tiempos actuales, cada vez parece más difícil ser un luchador peso pesado. Con el auge del circuito independiente y del aumento de popularidad de las divisiones de pesos ligeros y pesos medios, con toda clase de movidas rápidas, saltos acrobáticos en las cuerdas y giros en el aire que desafían a la gravedad, ser un pesado pesado puede resultar lento, aburrido y tedioso… ¿O no es así? Aunque ver gigantes sobre el ring parece ser una afición que se quedó en los años ’80, cada cierto tiempo aparece una nueva personalidad que se encarga de derribar el mito, y demostrar que se puede ser entretenido como un peso pesado. ¿Escépticos frente a esta afirmación? ¿Por qué no le preguntamos mejor a alguien que puede dar ejemplo propio, como “The Big Guy” Ryback?

Desde niño Ryan Reeves soñaba con llegar a ser luchador profesional. Comenzó a levantar pesas a los 12 años. Estuvo en toda clase de deportes, como fútbol americano y básquetbol, y se preparó para llegar a cumplir su sueño. Finalmente, la vida le abrió una oportunidad el año 2004, cuando logró conseguir un cupo en la competencia Tough Enough de la WWE. Desgraciadamente, sufrió una lesión que le impidió ganar la competencia; a pesar de esto, impresionó lo suficiente a los oficiales de la WWE para que se le diera un contrato de desarrollo. Luego de cinco años en los territorios de desarrollo Ohio Valley Wrestling (OVW) y Florida Championship Wrestling (FCW) (período en el cual debió sobreponerse a percances como lesiones y el término del contrato de desarrollo en una ocasión), la WWE lo llamó para ser parte del elenco principal, el año 2010. Reeves, bajo el nombre de Skip Sheffield, pasó a ser uno de los pioneros en la formación de NXT. Luego de finalizada la competencia, Skip Sheffield y los otros participantes de NXT se rebelaron contra los luchados más experimentados, y formaron la famosa facción conocida como The Nexus. Este grupo puso serios aprietos a estrellas como John Cena y Daniel Bryan, y dominaron la escena durante el 2011. No obstante, otra lesión que requirió cirugía puso a Sheffield fuera de acción durante mucho tiempo; mas esto no logró frenar la tenacidad de Reeves.

Un año más tarde, el 2012, Reeves volvió a la carga, esta vez bajo una nueva identidad, Ryback. Su elección de traje, arsenal de movimientos, carisma y gestos sobre el ring y durante las promos, en un primer momento encontraron resistencia en el público; no era usual ver a un peso pesado con esa clase de personalidad. Lo que pocos sospechaban, es que lo poco ortodoxo de Ryback sería precisamente su sello distintivo; tarde o temprano, la audiencia se pondría de su parte. Tuvo largas e intensas rivalidades contra personalidades como John Cena, CM Punk, Mark Henry, Big Show, Dolph Ziggler, Kalisto y The Shield (Seth Rollins, Dean Ambrose y Roman Reigns). Al grito de “FEED-ME-MORE!” (“¡Aliméntenme más!”), la gente lo alentaba a destrozar a su siguiente oponente. Logró además capturar el Campeonato Intercontinental durante su paso por la WWE, antes de salir de la empresa y embarcarse en nuevas aventuras por el circuito independiente. Cuando Ryback pise por primera vez Estación Mapocho, la audiencia de Legión volverá sin lugar a dudas a corear FEED-ME-MORE! Después de todo, ¡se puede ser entretenido siendo un peso pesado!

 

BATALLA DE LEGIONARIOS se realizará el sábado 13 de Abril a las 18:00 en el Centro Cultural Estación Mapocho

Compra online por TICKET PRO
Tiendas HITES y Sultana Estación: Lugares de venta

 

Bibliografía fotográfica
Foto 1 tomada de https://www.youtube.com/watch?v=TBfSyDrdLfo
Foto 2 tomada de https://www.youtube.com/watch?v=Xrguznn3tk8
Foto 3 tomada de http://slam.canoe.com/Slam/Wrestling/2015/04/30/22374136.html